Mi lista de blogs

martes, 5 de mayo de 2009

Sismo en Caracas

Ayer tembló en toda Caracas, Edo. Miranda, y en otras zonas del país. Según la prensa la vaina estuvo heavy porque hasta las 11 de la mañana se habían registrado 6 temblores.
            Yo estaba durmiendo de lo más feliz junto con mi esposa y la inesperada aparición de mi hijo en el medio de los 2, producto a que se cayó de la cama y mi esposa lo pasó a dormir con nosotros a golpe de 1:00 a.m. De repente sentí que la cama se balanceaba de un lado a otro y se escuchaba un ruido estruendoso (de esos que hace mi Tío Jhonder cuando ronca), En principio pensé que era mi esposa que me estaba ronroneando en el oído como una GATA SALVAJE buscando pelea a esa hora, después pensé que era que le picaba la espalda y se estaba intentado rascar y por eso la cama se movía que jode.
            En fin, una vez que entré en conciencia me paré de la cama de un solo brinco, cómo cuando tienes diarrea y te pega la puntada de culo en la madrugada. Mi esposa al igual que yo se paró y agarró al niño, vi cómo las ventanas se agitaban, unas botellitas que tenía yo encima de la mesa del computador empezaban a bailar reggaeton, los senos y la panza se me movían rítmicamente…… la vaina fue tensa.....
            Obviamente yo estaba más cagado que piso de gallinero, y me imagino que mi esposa también, pero a mí me enseñaron desde carajito que así tengas miedo, debes de poner cara de cómo si estuvieras chupando tamarindo, de manera que vean que tú estás calmado, no alarmes a los demás y no demuestres que estás superrecontrahypermega-cagado.
            Todas esas recomendaciones de que debes pararte en una columna, o debajo de los marcos de las puertas ó debajo de una mesa fuerte, se van para mierda cuando uno está cagado, ni yo me acordé, ni mi esposa, tanto así que estábamos parados en el medio de la sala, en la misma posición que adoptan los carajitos cuando están aprendiendo a caminar, les dan ganas de hacer pupú y todavía usan pañales (se paran en un sitio, flexionan un poquito las rodillas, no se mueven, ponen cara de perdidos y aprietan los puños).
            Definitivamente uno piensa que el culo de uno de alguna u otra manera tiene una conexión inalámbrica con todo susto, tragedia, caos, etc., que se puede presentar, porque lo que hace uno es apretar ese culo a ver si la vaina se calma y resulta que es inútil.
            Bueno, continuando con mi experiencia, una vez que se calmó la vaina, nos vestimos para bajar a un sitio despejado por si acaso (eso lo recomiendan en la TV), de paso se reventó una tubería de agua en el edificio y todos los pisos estaban inundados, así que tuvimos que bajar con cuidadito por las escaleras.
            Una vez afuera del edificio, descubrí que definitivamente hay que suceder alguna tragedia o pasar algún susto para que las mujeres se muestren tal cual cómo son y no lo que aparentan.
            Fíjense que, por lo menos en donde yo vivo, me di cuenta que más del 90% de las mujeres no duermen con pijamas bonitas (o no tienen), duermen con cualquier vaina, con una camisa rota del esposo, unos shores manchado con pintura y bien grandes, sin pantaletas, ó si usan pantaletas, son del mismo tamaño de los shores. También me di cuenta que usan cholas plásticas de esas a las que llaman “petroleras”, las mismas que cuando la ven en la calle dicen “assssssccccccccooooooo”. Además, me fijé que casi todas duermen con una media panty en la cabeza y lo peor de todo, y lo que me dio más tristeza, es que todas estaban arrechas porque se le mojaron los pezones con los charcos en el piso producto de la tubería de agua que se rompió.
            Gracias a Dios se calmó todo y volvimos a la normalidad. Pude dormir bien hasta las 3:00 a.m. cuando nuevamente sentí un temblor y me paré de coñazo… era mi barriga porque cené con un pan y creo que me cayó mal.